¿Estabilidad económica o estabilidad mental?

June 6, 2018

El otro día me hicieron una pregunta ¿Cuándo decidí dejar mi trabajo estable para lanzarme con mi primer emprendimiento?

 

Hace tantos años que soy emprendedora que me parece que fué en otra vida cuando trabajé en relación de dependencia. 

 

Pero la cuestión fue un poco así: Yo trabajé en una agencia de publicidad, desde muy chica. A las 18 ya estaba trabajando como trainee (gratis, sólo me pagaban el colectivo🚌). A los 22 tenia a cargo varias cuentas y ganaba algo como para irme a vivir con una amiga (Romi, la conocerán los que son parte del @catalogo_emprendedor) venía todo viento en popa... o eso era lo que yo pensaba.

.

Un día, la agencia se achicó y quedé sin trabajo. Me despidieron... cosas que pasan, pensé, a las 2 semanas me entero que estaba embarazada...también cosas que pasan! (obviamente ahí no pensé) 😆

 

El padre de la criatura en cuestión, (mi actual marido Miguel) también estaba sin trabajo dado que laburabamos  juntos en esa agencia que decidió darnos una bella patada.

 

Ese fue un momento bisagra en mi vida. Obviamente el bebé (mi hijo Salvador) iba a cambiar mi vida, pero eso iba a ser más adelante. En ese momento, sin laburo, con una creatividad que me brotaba por los poros y una panza que me emergía de mis 52 kilos, (que nunca recuperé) dije: MASI, YO ME ARMO MI PROPIO NEGOCIO. Basta de hacerle ganar plata a los demás con mis ideas brillantes 😝

 

La realidad era, que en la agencia ganaba 2 con 50, laburaba todooo el día hasta las mil y era un rubro bastante machista, no tenía proyección. 

 

Lo pensamos fríamente junto a Miguel, el se iba a buscar un trabajo serio y yo iba a crear el mio. Pero me lo tenía que tomar con mucha seriedad y responsabilidad (fué una decisión de los dos y el me apoyó siempre). Y así fué como empezó todo este camino. Una cosa me llevo a la otra (cómo cuando quede embarazada 🤦🏻‍♀️) y hoy acá me tienen dando talleres y capacitación a mamás emprendedoras💪🏻

 

Me costó muchísimo esfuerzo llegar hasta dónde estoy hoy, años de remadas, de deudas, de noches sin dormir, de sueldos sin cobrar, replanteos, discusiones, dudas, arrepentimientos, llantos, pero también viví todo lo contrario, experiencias que me llenaron de orgullo, sensaciones que nunca había experimentado, entendí de lo que soy capaz, de la fuerza que hay adentro mío y de todo lo que puedo lograr. Emprender fué y es un viaje de autoconocimiento y superación personal.

 

En resumen, a veces la vida te fuerza y te hace accionar, a veces vos tenés que accionar sola (lo cual es más difícil). No hay una regla, de cuándo, pero mi consejo es que si te vas a tirar a la pileta, tengas un salvavidas, que no seas una kamikaze y lo hagas con criterio. Con un plan B y a largo plazo pero sobre todo con mucho optimismo. Las cosas se acomodan con el tiempo, te va a costar un 🥚 pero poder se puede. 💪🏻

 

Espero que se animen!

 

Las quiero 

Ale 👩🏻‍💻💕

 

 

 

Share on Facebook
Share on Twitter
Please reload

Entradas destacadas

¿Instagram oculta tus posteos?

September 17, 2019

1/4
Please reload

Entradas recientes